¿Qué es el branding y porque lo necesitas?

¿Tienes un negocio entre manos, y lo único que necesitas, por muy interesante que sea el producto que vendes o el servicio que ofreces, es que la gente lo conozca verdad? Cuántos negocios han fracasado porque por mucho que fueran necesarios para la sociedad, por muy bien hechos y fantásticos, etc la gente no les ha llegado a conocer y por tanto, no han dado resultado. Y por eso pensamos cuánto de importante es el cliente!, pero eso ya lo hablaremos en otro post, porque da mucho que hablar. Ahora empezamos por la raíz, por la clave de las claves, para explicar qué es esto del branding, que suele dar pereza ponerse pero que es tan importante.

¿Qué es el branding?

Branding es un anglicismo empleado en marketing que hace referencia al proceso de hacer y construir una marca (en inglés, brand equity) mediante la administración estratégica del conjunto total de activos vinculados en forma directa o indirecta al nombre y / o símbolo (logotipo) que identifican la marca influyendo en el valor de la marca, tanto para el cliente como para la empresa propietaria de la marca.

La definición significa simplemente que el branding es lo que todos los que tenemos un negocio entre manos necesitamos. ¿Claro y fácil no? Bueno, no tanto. El branding es mucho más, es todo un conjunto de elementos creados para transmitir una idea, una misión y unos valores que definen el negocio que tenemos. Es la impresión que dejarás a una persona que conozca la marca de nuevo, al tiempo que la impresión que tienen los que te conocen ya la vez te siguen de cerca. Es la impresión que deja tu marca sobre las personas, y sobre todo, la emoción que les hace sentir.

La mayoría de personas tienen entendido que el branding es el logotipo, la imagen corporativa, el hecho más visual que plasmado en un papel te permite leer de qué marca estás hablando. Que es el nombre (naming), que es el eslogan y los colores que le has puesto. Y sí, lo es, es todo esto visual, pero también es mucho más. El branding es el significado que transmite el logotipo, el significado que transmite el naming, y todo el conjunto de ideas que alrededor de una marca definen el producto o servicio que se ofrece. Es sin dar más vueltas, la personalidad de la marca. Como si de la personalidad de una persona habláramos, de cómo es y no solo la apariencia que tiene.

Y es por eso que el branding va mucho más allá, que no solo es el logotipo, el nombre, el eslogan y los colores. No, el branding es la tipografía que se utiliza en un texto específico, es el diseño de cada una de las aplicaciones que salen a la luz para que las personas se las miren, es el estilo de fotografía utilizado para mostrar sus productos, los vídeos o anuncios, son los textos, como están escritos y cómo están dispuestos sobre cada soporte. Es todo lo que podríamos definir como comunicación visual.

¿Y por lo tanto, para qué lo necesitas? ¿De qué te sirve?

¿Ya lo debes imaginar si te has leído todo el apartado anterior no?

¿Y si no, simplemente responder, podemos ir sin rumbo? ¿Sí, es una posible decisión ir sin rumbo no? ¿Pero realmente es satisfactoria? ¿Te garantiza unos resultados? Aquí la respuesta ya es más al azar. ¿Y tú, dejarías cuando se trata de invertir dinero en un negocio, que lo eliges al azar? Desde un punto de vista práctico no es necesario tomar riesgos innecesarios cuando de negocios se trata y lo mejor es ir con una personalidad de marca clara y entonces, con un objetivo concreto. La marca es un elemento que va relacionado con el comercio desde hace años. Por tanto, el branding es importante.

Necesitas el branding, seas una empresa emprendedora, o tengas una empresa hace muchos años, porque el objetivo del branding es poner tu negocio en el mercado. Dar una presencia y una visibilidad a tu producto, para destacar y por tanto, para conseguir clientes. El branding no es más que un conjunto de estrategias que hacen que el marketing sea más fácil, porque el resultado es que las marcas que trabajan el branding tienen mejores resultados cuando realizan acciones de marketing o de comunicación corporativa, porque tienen un objetivo claro y una forma de conseguirlo.

¿Sí, y ahora pensarás, hay empresas que llevan adelante sin trabajar el branding no? Pues sí, han jugado con el azar y les ha salido bien. Pero además, ¿cuánto tiempo les ha costado conseguirlo? ¿Mucho no? Se puede ir sin rumbo, pero no sin velas.

En resumen, lo trabajes o no ya tienes un branding, porque seguramente ya tienes un nombre y un logotipo, ya comunicas las formas de un modo o de otro, pero trabajarlo significa tener el control y utilizarlo de forma consciente.

× Hola!